Comúnmente la eyaculación precoz viene dada en un circulo vicioso de correrse rápido y sentirse avergonzado por ello. Este sentimiento de culpa o de presión viene dado por una diversidad de razones y muchas veces la eyaculación precoz no tiene ningún problema médico com raíz, sino psicológico.

La eyaculación precoz es la disfunción sexual más común que afecta a casi 30% de los hombres entre 18 y 56 años. Menos mal que también es la disfunción más sencilla de remediar 🙂

A continuación te dejamos los 5 conejos más eficaces:

1. Aprende a no retraerte cuando te pase

Si estas con tu pareja, no te retraigas, que ello no os separe, ya que ella puede no llegar a comprender del todo tu reacción y tomarlo como un enfado por ejemplo. Además algo así no tiene que separaros sino acercaros más y explorar maneras de aliviar tensiones. Hay emociones que tienes que evitar, el enfado (aun que sea contigo mismo), la rabia y la culpabilidad, estas emociones sólo conseguirás proyectarlas sobre tu pareja.

2. A por el siguiente orgasmo!

Bueno, ahora que todo ha pasado, a caso no ha pasado también la ansiedad por “el desempeño perfecto” puedes dejarte llevar y disfrutar de tu pareja? Esto es algo que muy pocos hombres piensan cuando están bloqueados, y es que acabar rápido no quiere decir acabar la relación íntima, céntrate en ella, disfrutad y cuando estes listo para volver a abordar adelante!

3. Estimula todo el cuerpo

Descentraliza la estimulación, siente en otras partes de tu cuerpo, recibe placer. Si dejas de estar preocupado por esa zona en concreto y además esta a flor de piel de sensibilidad, a un toque arderá de deseo de acabar!! Dale importancia al resto de tu cuerpo, de su cuerpo, estimulad otros puntos y haz lo mismo con ella, descubrirás que los preliminares, aprende a retrasar la gratificación y quítate el peso de encima. Prueba dar un masaje estimulante a tu pareja o recibir un masaje relajante.

4. Busca ayuda profesional

A menos que la raíz de tu EP esta relacionada con algún trauma infantil u otro suceso importante, terapia psicológica adecuada es bastante efectiva a corto plazo.

5. Soluciones médicas

También puedes recurrir, a diferentes medicamentos para poder aliviar el problema, un ejemplo son los antidepresivos leves que se recetan por profesionales médicos en case de verlo necesarios. También existen las soluciones tópicas como las cremas desensibilizantes también disponibles en spray.