Aun que es cierto, que la única protección 100% infalible es la completa abstinencia, el condón es lo siguiente mejor para protegernos y tener relaciones sanas. El sexo se ha de disfrutar, pero sin olvidarnos de nuestra salud. Queremos compartir contigo algunos de los errores más frecuentes que se cometen al usar un preservativo, ¡evita que te pase!

 

1. Revisar el envoltorio

 

Comprobar que el envoltorio está intacto es sólo uno de los puntos a tomar en cuenta. Fíjate en la fecha de caducidad, sobre todo si el preservativo no lo traes tu, no sabes el tiempo que ha podido tenerlo guardado en su cartera la otra persona. Cuando un condón no se guarda de manera adecuada puede tener pequeñas fisuras, perder lubricación, así incrementando el riesgo de rotura interior. Comprobar esto no es difícil, tan solo te tomará unos segundos: Pasa tu dedo por el borde de la goma para notar como tus dedos se deslizan con el lubricante dentro, fíjate también de notar la burbuja de aire una vez ejerces un poco de presión sobre la bolsita-envoltorio aun cerrado.

 

2. ¿Mejor dos que uno?

 

Algunas personas creen que es mejor poner dos, así, si uno se rompe, siempre estará el otro para proteger. Sin embargo, sea demostrado clínicamente (Feinberg School of Medicine) que esto crea una fricción interna entre ambos preservativos e incrementa el riesgo de que uno o ambos se rompan.

 

3. Usar condón después de..

 

El momento correcto de poner el preservativo es después de que el pene esté erecto, y antes de cualquier contacto vaginal. Antes de la erección, es difícil ponerlo y además puede no estar bien ajustado una vez comience a subir. Después del contacto vaginal, puede significar que hayas podido entrar en riesgo antes del preservativo.

 

4. No apretar la puntita

 

La mayoría de preservativos llevan un pequeño deposito en la punta, esto es el deposito de semen. Si hay aire en este deposito, no hay espacio para nada más, y por tanto incrementa el riesgo de rotura al eyacular. Pinza la punta del preservativo con las yemas de tus dedos cuando estés poniéndolo, de esta manera evitarás que el deposito esté lleno de aire.

 

5. Talla equivocada

 

El tamaño si importa. Si el condón es demasiado pequeño, apretará cortando la circulación, tendrás problemas poniéndolo y es muy probable que se rompa con fricción o por estiramiento. Si es demasiado grande podría quedarse dentro con mucha facilidad y sin que os deis cuenta. Si ves que no te encuentras cómodo con la talla normal puedes buscar opciones de diversos tamaños disponibles en la mayoría de sex-shops o tiendas online como amazon.

 

6. Usas el lubricante equivocado

 

Los lubricantes a base de agua son los mejores para usar con condones de latex, puedes fijarte en la etiqueta ya que suelen incluso informarte con que tipo de preservativos son compatibles o no. Los lubricantes a base de aceites, lociones etc. pueden debilitar el latex y por ello incrementar el riesgo de rotura.

 

7. Usarlo a veces

 

El error más grave que podemos cometer es darle uso al preservativo sólo a veces. Los preservativos son efectivos tan sólo cuando se usan con todas las parejas sexuales. 

¡Una sola relación puede poner en peligro tu salud!

 

errores al ponerse condon