Como hacer un buen cunnilingus

Los secretos del cunnilingus

Para hacer buen sexo oral, en concreto, un buen cunnilingus, debes seguir los siguientes pasos que hemos recopilado en base a nuestra experiencia en el mundo del sexo. Te aseguramos que con ellos te convertirás en un auténtico experto o experta en las dotes amatorias orales!

Para hacer un buen cunnilingus lo primero que tienes es que conocer tu cuerpo así como el de tu pareja. Y es que en ocasiones la torpeza en la cama hace que por mucho deseo que pueda haber por la otra persona no se acabe de disfrutar la experiencia.

Entre las claves para hacer un buen cunnilingus encontramos las siguientes. En primer lugar, debes tener en cuenta que las prisas no son buenas si lo que buscas es hacer un buen cunnilingus. No vayas directo a la zona, sino que será mejor que empieces con unos besos y caricias por zonas como la boca y el cuello para ir bajando poco a poco y pasar a la acción.

Algo que marcará la diferencia a la hora de hacer un buen cunnilingus es tener cerca de ti una lata de alguna bebida dulce. Al beber este tipo de líquidos la lengua se vuelve mucho más suave y todo esto hace también que se produzca más saliva. Todo ello será una combinación ideal para adentrarte en su zona íntima.

Un cunnilingus es diferente a una felación así que lo mejor será que en lugar de alternar distintas velocidades como se haría con esta práctica vayas a un ritmo más lento.

Los pasos para un cunnilingus glorioso

Lo mejor será que empieces besando y lamiendo la parte exterior, de forma suave y despacio. Empieza por las zonas exteriores, los pliegues de las piernas, los labios exteriores, tómate tu tiempo. Recuerda que la paciencia es tu mejor aliada!

Tip: Dile a tu pareja que se tumbe, se relaje y no haga más que disfrutar, de esta manera podrá concentrarse al 100% en las sensaciones

Aunque puede que te encuentres con una chica que quiera acción fuerte desde el principio, la mayoría no funcionamos así 😛 Y es que por algo se recomienda pasar entre 20 y 40 minutos de preliminares para llegar a un máximo nivel de excitación antes de la penetración. Pásatelo bien, juega, explora con tu lengua, prueba dar pequeños chupetones, lame, adenatrate, pero hazlo despacio, siente y presta atención a como responde tu pareja y su cuerpo ante tus acciones.

A veces las chicas tardamos un poco más en relajarnos, tomarte tu tiempo y seguir a un tempo tranquilo la desbloqueará! Puedes empezar acariciando su cuello, sus pechos, su barriga, bajando hacia su zona y parando justo antes de llegar. Rodear y seguir por las piernas, acariciar excita, nuestra piel es nuestra zona erógena en su totalidad si nos entregamos. Haz lo mismo con tu boca, besa su cuerpo, sube baja, tantea la zona, de esta manera tu también estarás más seguro por donde vas.

Puedes utilizar tus manos para acariciar mientras usas tu boca para explorar entre sus piernas, acaricia para guiar luego tu boca, nota sus labios internos, nota si esta mojada o aun no, toca su clitoris, seguramente a estas alturas notarás que está excitada y su clitoris más abultado. Sigue, lo estás haciendo muy bien! Usa tu imaginación y sigue, incrementa el nivel de saliva, y cuando hayas repasado sus labios internos baja hasta el final de la vagina y sube lentamente, notarás su clitoris al subir y fíjalo muy suavemente en tu boca. Tienes que ser extremadamente cuidadoso al principio, todas tenemos diferentes niveles de sensibilidad, lo irás conociendo al igual que tu pareja irá conociendo el tuyo (ej. en tu glande).

En los últimos años se han hecho muy populares los llamados succcionadores de clitoris…¿Sabes porque verdad? Es de las mejores sensaciones descritas por sus usarias. Pues tu tienes que hacer algo similar, chupa ligeramente y succiona el clitoris jugando con el con la punta de tu lengua en el interior de tu boca.

Con la saliva y su lubricación puedes introducir un dedo mientras repites/sigues los pasos anteriores.

En el momento en el que notes que aumenta su tensión muscular, o te pide que no pares, no quiere decir que tengas que incrementar tu ritmo, muchas veces si sigues haciendo exactamente lo que estabas haciendo, ella se correrá.

Técnicas que puedes usar con tu lengua: Para hacer un buen cunnilingus lo mejor será que hagas movimientos irregulares con la lengua y que muy poco a poco vayas aumentando tanto la velocidad como la presión ejercida. En el caso de que te canses de hacer movimientos circulares o de ir de lado a lado prueba con técnica del alfabeto, prueba a hacerlo de la A a la Z con diferentes velocidades. No fallarás. Usa tu imaginación, lame y juega como te gustaría que te lo hiciesen a ti 🙂

Debes estar muy atento al lenguaje corporal de tu pareja, y es que para conseguir que llegue al orgasmo tienes que aprender a escuchar su cuerpo. Mira desde el ritmo de su respiración a sus gemidos y su postura corporal… Los espasmos musculares son otra de las señales inequívocas. Cuando veas que está ya muy excitado o excitada será el momento de aumentar la presión, algo que por supuesto también provocará el aumento del placer.

Voilá, eres un experto del buen cunnilingus

Con estos sencillos pasos el orgasmo estará prácticamente asegurado y si quieres que la experiencia sea aún más redonda podrás añadir algún lubricante (frío o calor) o juguete sexual.

Recuerda que puedes preguntar a tu pareja que es lo que le gusta, a las chicas nos encanta un chico atento en este sentido. Si los dos sois relativamente nuevos en esta práctica sexual, explorad juntos, que es lo que le gusta más? acaricia, chupa, besa, prueba diferentes presiones… Dile a tu pareja que te encanta hacerla disfrutar y quieres hacerlo mejor…sólo puede traer cosas buenas!

Tip: si al final de esta experiencia no tienes la cara llena de tu propia saliva y ella te está agarrando el pelo o juntando sus rodillas de excitación, vuelve a intentarlo

Call Now Button