Si quieres saber cuáles son las preguntas más comunes que la gente se suele hacer sobre el sexo toma nota porque te las acercamos. Quizá muchas de ellas ya te las habías planteado tú también.

1. Cómo hacer disfrutar al máximo a la otra persona

Todo el mundo quiere estar a la altura en la cama y por ello una de las preguntas más frecuentes en relación con el sexo es cómo hacer disfrutar al máximo a la otra persona. Una pregunta que no siempre tiene la misma respuesta ya que la clave es conocer los gustos de tu pareja.

2. Cómo conseguir un orgasmo vaginal

Otra de las preguntas que más se suelen formular en el sexo es cómo conseguir un orgasmo vaginal. Y es que son muchas las mujeres que creen no haber tenido nunca uno. Pero lo cierto es que es un error diferenciar entre orgasmo clitoriano y vaginal porque en ambos casos el orgasmo se produce por la estimulación del clítoris. Así que al hablar de orgasmo no hace falta añadir nada más porque solo hay uno mismo.

3. Por qué duele cuando él acaricia el clítoris

Hay mujeres a las que les duele cuando su pareja les acaricia el clitoris. Esto puede ser porque hay hombres que tienen tendencia a masturbar esa zona como harían ellos mismos con su miembro: es decir, con movimientos bruscos, frotaciones intensas, etc. Todo ello puede acabar provocando dolor o sensaciones completamente opuestas a las que se persiguen. El clítoris debe ser estimulado con suavidad, así que si tu pareja no lo hace así habla con él y atrévete a decirle cómo te gustaría que lo hiciera. Si lo haces con tacto seguro que lo agradeceréis los dos.

4. ¿Si disfruto con un vibrador podré hacerlo también con un amante?

Esta pregunta es otra de las más repetidas en cuanto a sexo. Y es que hay muchas personas que se preguntan si al disfrutar con un vibrador serán capaces de hacerlo también con su amante. Pues la respuesta es sí porque el sexo y buscar el placer en solitario y en pareja no tiene por qué ser excluyente. Hay que tener en cuenta que masturbarse permite conocerse mejor y descubrir zonas y sensaciones que luego se pueden disfrutar en pareja. Así que ambas cosas deben ser complementarias y entendidas como tal no como algo sustitutorio.