Las relaciones extramatrimoniales son más frecuentes de lo que pensamos. Además se han establecido una serie de causas por las que este tipo de comportamiento se daría. Según la ciencia las relaciones extramatrimoniales se pueden juzgar desde el punto de vista biológico y el psicológico.

Algunos estudios aseguran que la infidelidad no está relacionada con la búsqueda de una satisfacción sexual carente como se podría llegar a pensar en un primer momento, sino que es la búsqueda por una variedad en la experiencia sexual.

Dentro del terreno psicológico se cree que la infidelidad aparece debido a la incapacidad de poder expresar a la pareja lo que se quiere y se desea. También puede ser que se dé motivada por la soledad.

Según un estudio reciente que se ha realizado en parejas por la Universidad de San Francisco las parejas señalaron entre las principales causas de la infidelidad los siguientes puntos. “Expectativas no cumplidas” fue el factor con mayor porcentaje con el 57%, los “problemas de comunicación y factores sociales” obtuvo 19.6%, seguido de “rasgos de personalidad” con 16.1% y por último “condiciones ético sociales” con 7.1%.

Con todos estos datos sobre la mesa los expertos coinciden en asegurar que entre las causas de la infidelidad estarían la pérdida de confianza, los constantes conflictos, los desajustes, y la falta de comunicación entre la pareja. Estos motivos no presentan grandes diferencias entre géneros, ya que son comunes. Pero sí se encontraron diferencias de acuerdo a los valores culturales que se presentan de acuerdo al lugar de residencia.

No obstante, más allá de esto existen otra serie de causas que también estarían detrás de un buen número de infidelidades. Por un lado encontraríamos la venganza. De este modo la infidelidad se presentaría como una reacción ante la traición del otro. Entre las personas que confesaron haber sido infieles para «empatar el marcador» aseguran que fue «liberador» momentáneamente pero luego les atrajo otros problemas emocionales.

Otro de los motivos que también se repitió bastante fue el de la evasión. Para algunas personas la infidelidad se vuelve la mejor manera de escapar de los problemas de su vida diaria; una maternidad no deseada, deseos frustrados, etc. Son muchas las personas que ven en la infidelidad una vía de escape a un aspecto de su vida que no les gusta pero tampoco se atreven a cambiar o a intentar solucionar.