¡Domina tu orgasmo!

Controlar tu orgasmo es posible y lo puedes hacer mediante una serie de técnicas que resultan de lo más efectivas. Si quieres aprender a dominar tu orgasmo, ponlas en práctica y seguro que lo conseguirás.

No pases directamente a la penetración

Fomenta los juegos previos, esto ralentizará el momento en el que se produzca la penetración. Está comprobado que los hombres se excitan más rápido que las mujeres, y algo tan sencillo y placentero como practicar juegos previos ayudará a ralentizar el proceso de eyaculación y te ayudarán a adaptarte a los crecientes niveles de excitación.

Recurre a técnicas de relajación

Hay determinadas técnicas  de relajación que te ayudarán a ralentizar el momento en el que acabes eyaculando. Una de ellas es la meditación que te ayudará a liberar el estrés y la tensión acumulada durante el día. Bastará con que dediques unos segundos a inhalar y exhalar el aire y te cuerpo se relajará atrasando el momento de la eyaculación.

Ejercita los músculos pélvicos

Ejercitar los músculos de la pelvis también será una gran idea. Este tipo de ejercicio te ayudará a aprender a controlar la eyaculación precoz de forma natural y segura, además de a tratar algo como la disfunción eréctil. Para hacer bien estos ejercicios tendrás que aprender a apretar el músculo de la pelvis de tal modo que el organismo reaccionará más tarde y el orgasmo llegará también más lentamente.

Tener un orgasmo horas antes

Se trata de una solución a corto plazo que aunque no es la mejor sí es efectiva. Se trata de tener un orgasmo horas antes de mantener la relación sexual. Así las ganas acumuladas y en cierto modo reprimidas se liberarán con el primer orgasmo y necesitarás más tiempo para tener el segundo.

Presionando sobre la base

domina tu orgasmoOtra de las técnicas más usadas consiste en la aplicación de presión en la base del órgano antes de mantener relaciones sexuales. Para ello tendrás que presionar hasta que veas que el impulso que te hace ver que la eyaculación se va a producir ha disminuido. Así podrás continuar con la relación sexual. Se trata de un sencillo ejercicio que si te acostumbras a hacerlo poco a poco tu cuerpo se habituará a practicarlo por sí mismo. Se trata de un ejercicio que tiene como objetivo aprender a controlar mejor su cuerpo y adquirir cierta disciplina en este sentido.